Zacatecanos buscan renunciar masivamente a la iglesia católica

Zacatecas, Zac.- Cansados de que el viejo del acordeón les quiera imponer sus formas de pensar y actuar en el quehacer social, ciudadanos se han mostrado en rebeldía y han convocado para ser parte de la Apostasía Colectiva Zacatecas, por considerar que el obispo se encuentra en plena campaña contra las formas de libertad de pensamiento y de acción de algunos sectores de la sociedad, pasándose por alto la libre autodeterminación de cada persona como tal y muchas cosas más, que dejan en claro que se encuentra alejado de la realidad social que se vive en pleno siglo XXI y que sólo se aplaude por algunos mochos y algunas focas del congreso estatal, que además de no representar a nadie se han caracterizado más por el chayote quincenal, que por proponer acciones en beneficio de la sociedad.

Se buscará que se instalen mesas receptoras de demandas para salirse de la Iglesia Católica y ello es por las acciones del obispo Sigifredo Noriega Barceló, quien se lanzó a la yugular de los del grupo LGBTT, además de que han señalado que ellos nunca pidieron ser parte de esa ideología torcida o fe de secta, porque en realidad no les representa ni les deja ver posibilidades de una verdadera sanación espiritual y mucho menos de desarrollo que lleve a la armonía entre el creador y el hombre, por lo que hartos de esas cosas han iniciado el movimiento con la finalidad de que se pueda tener una renuncia masiva de católicos a esa secta, que por determinación de algunos pero sin consentimiento ni voluntad de los que ahora buscan salirse de esa organización centavera se les afilió, con miras de parecer ser fuertes y los mejores lo que no es para nada eso.

“No queremos formar parte de la iglesia católica, porque al hacerlo nos convertiríamos en cómplices de todo aquello que repudiamos y que frena el óptimo desarrollo y progreso de la sociedad. […] No seremos por más tiempo cómplices de todos los crímenes que históricamente ha perpetrado la iglesia en nombre de Dios”, en este caso se solicitará a la Diócesis de Zacatecas la constancia de fe de bautismo, así mismo la eliminación de todo registro que mantenga sus datos personales, porque con ellos se hace uso de datos personales sin que tengan autorización alguna para hacerlo, por lo que se ha convocado para que una primera fase se lleve a cabo del 13 al 23 de octubre, pidiéndole a la ciudadanía interesada en renunciar a la institución católica, requerir en la parroquia donde fueron bautizados su constancia, para los días 24 y 25 reunidos en la Plazuela Miguel Auza, entregar todas las recolectadas al obispado y dar cuenta del rechazo que se tiene para esas secta malévola que se maneja por los Sa-Cerdotes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*