Piensan galenos y enfermer@s paralizar labores en todo el país

La única seguridad que tienen, es la de ser atacados

CdMx. – Mientras las autoridades se tiran la mona y crecen las cifras de infectados de Coronavirus, se erige imparable la epidemia de la ignorancia, que abrazada por la bestialidad semi ilustrada de algunos, han tomado como foco de ataque a las enfermeras y médicos de diferentes partes del país, sin embargo, lo que no se ha comprendido es que en manos de estos profesionales se puede encontrar y de hecho se encuentra la vida de muchas personas y no tardarán en encontrarse estos mismos pelafustanes en las garras del Covid-19, porque además de no observar las reglas básicas del confinamiento y no cuidarse para nada, se tienen como agitadores contra los agentes de blanco, que son los que cargan sobre sus hombros la severa crisis que se vive y que incluso algunos que se ostentan como autoridades, ni siquiera saben de qué se trata.

Para algunos lo mejor sería dejar los hospitales en manos de la gente para que atiendan a sus familiares y se les vayan de sus propias manos, dado que no se ofrece ninguna garantía de seguridad para la integridad de galenos y enfermeras, que se han dejado a la buena de Dios, incluso por el simulacro de autoridades federales y estatales, que de plano no comprenden que se tienen que dar protecciones a este personal, que busca la forma de irse separando de las atenciones de los enfermos, porque no hay garantía alguna de que pueden ser respetados en sus vidas y desempeños profesionales.

Así las cosas, se ha recomendado llevarse un cambio de ropa casual para entrar o salir del hospital sin ser detectados, pero a la par de ello, se ha solicitado que las autoridades tengan transporte gratuito para este personal hasta sus casas, pues de nada servirá poner a los callentos de la Guardia Nacional en los accesos de hospitales, cuando a media cuadra cometen los delitos en las propias narices de los hospitales y de estos seudo guardianes salidos de la bola, por lo que muchos han pensado seriamente en mejor solicitar permiso a sus trabajos, enfermarse simuladamente para tener incapacidades, mientras muchos más se sienten abandonados por actitudes como la del Secretario de Salud de Chiapas, que quiere forzar a la gente a estar en primera línea, pero él no tan menso, porque no se arrima a ver cómo puede ayudar y prefiere estar echado en su sillón en su oficina, sin hacer nada más que dar bolita y lanzar presiones parecidas a las de Baja California, en donde no dejan salir a los médicos y los obligan a firmar su estadía y no les tienen seguro de nada, más que pueden trabajar hasta caer, o de plano entregar el equipo al morir.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*