Descubren en las filas del PAN el maestro del hermano del Peje

Borolas no tiene razón de criticar y menos con sus océanos mentales

CdMx. – Se mantiene en el ánimo de la gente el embute que le están dando a Pillo López O. para que se potencie la campaña de su hermano, pero sobre todo con miras de que les asegure un espacio en la nueva administración, tal y como ya ha sucedido en la actualidad en que se piensa que se avanza a la democracia y la verdad es que desde siempre se centraliza el poder, la economía y todo lo que huela a cosa pública.

A la par que se habla de honestidad, se ha señalado entre algunos maloras de la grilla, que el verdadero maestro de Pillo López O. se encuentra en las filas del PAN y al preguntar quién puede ser, se ha destacado con toda claridad de que se trata de Hilario Ramírez Villanueva, conocido por algunos de sus beneficiados como “El Amigo Layín”, quien robando poquito se hizo de una tremenda roncha a su favor, cosa que ahora se parece igual en el caso del hermano del preciso, a quien le abrió tremendo hoyanco, dejándolo sin credibilidad social en su faceta de “honesto”, cosa parecida como paso a la Sra. De la SFP, quien en menos de que canta un gallo apareció con millonarias propiedades y ahí nadie investigo.

Las calabazas se tienen que ir acomodando cuando empieza a caminar la carreta y ahora no tardaremos en ver como irán cayendo videos, fotos, contratos y embutes de un lado y por el otro los comentarios y acusaciones de los que al menos no se tiene prueba documental socialmente hablando, por lo que es fácil aventar la piedra y esconder la mano, pero ojalá y caigan todos los sátrapas del poder. De uno y otro bando para que medio se pueda ir limpiando la grilla y se den pasos firmes en el desarrollo nacional, cosa que se ve difícil, porque en la realidad se recupera un peso y es el mismo que se avienta al drenaje social más profundo del país, que es el de apoyos a güevones y pobres, en vez de establecerles unas pequeñas industrias para que no se acostumbren como ahora tan sólo a estirar la mano, sin construir por sí solos nada en favor de ellos y sus familias.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*